Cofradía de la Santa Vera Cruz (Disciplina y Penitencia) Zamora | La oración del Huerto
193
page,page-id-193,page-child,parent-pageid-134,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-6.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.3.5,vc_responsive

La oración del Huerto

LA ORACIÓN DEL HUERTO

Conocido por  “La Oración” y por “Los Olivos”. Este paso en cuanto a su autoría ha tenido bastante polémica siempre se ha dicho que el Ángel no era del grupo sino que provenía  de una antigua Anunciación llevando en las manos un cruz metálica y un cáliz además en algunos  tiempos llevaba una túnica blanca, siendo de talla completa.

Del Jesús se decía que había sido tallado  por Ramón Álvarez Prieto en 1857, siendo su primera obra para la Semana Santa. No obstante fue restaurado varias veces por Julián Manso, Florentino Trapero, Vicente Prada, Julio Mostajo; hasta la última por Mariano Nieto (2000-2001).

Posteriormente y por trabajos de investigación del Archivo de Zamora se sabe que es un grupo completo y que lo talló en 1691 José Sánchez de la Guerra. También hay que señalar que en los años 60 y a propuesta de la Junta de Semana Santa aduciendo la austeridad de la Semana Santa zamorana se cambio la túnica de terciopelo morado, típica de los Nazarenos castellanos, por una de estameña blanca,  ya que según ellos la de terciopelo con galones dorados era muy lujosa. Lo que daba lugar a una pérdida de imagen.

En la actualidad lleva una de terciopelo bordada en oro con las siglas JHS en el pecho. La mesa actual fue realizada por Julián Román Alonso “Alito”  en 1969 con la carpintería de Luis López Díez con motivos del románico zamorano; en 1987 se le adaptaron banzos para llevarlo a hombros por 32 cargadores en 2001 se amplió por la Escuela Taller de Restauración tallando los paños  José Antonio Pérez González con la carpintería de Santiago Lucas Matellán.

Hay que hacer notar que se traen de la zona de Fermoselle las ramas de olivo, al haber en esta zona olivares. También es de notar que cuando era encargado José Aragón Gago traía tantas ramas que apenas dejaban ver las figuras.